INFRAESTRUCTURA/ RESPONDER AL DESARROLLO DE UNA RED CONECTADA E INTERMODAL

A medida que las personas disfrutan de una cada vez mayor movilidad, aumenta la demanda de soluciones de transporte avanzadas y más adecuadas, ya sea en términos de frecuencia y cobertura geográfica, ya sea en la calidad de los servicios que se ofrecen a los usuarios. Y, a medida que las regiones, los operadores y los fabricantes intentan responder a esas demandas, también se enfrentan con nuevos retos ambientales y urbanos que requieren la racionalización del uso y del viaje. Para satisfacer esta doble necesidad, se ha replanteado cada uno de los diversos modos de transporte, individualmente y en conjunto, y se han considerado soluciones globales.

Intermodalidad

Una de las características que distinguen esta búsqueda de soluciones globales ha sido la emergencia del concepto de intermodalidad, que obliga a abordar la red ferroviaria como un conjunto. Para el usuario, representa la posibilidad de utilizar varios medios de transporte (metro, tren, metro regional o bus) en un solo viaje, lo que le permitiría disponer de una red más amplia y más completa. Esta es la solución que actualmente se está implantando en la mayoría de ciudades francesas y en todo el mundo.

De este modo, la intermodalidad abre nuevas perspectivas, pero también plantea nuevos retos. El desarrollo de un transporte diversificado e interconectado requiere una mayor coherencia y complementariedad entre formas de transporte, tanto físicamente como en términos de organización de espacio, programación y logística (compatibilidad de plataformas de pago, sistemas de información, etc.)

A nivel internacional, esto requiere también una interconexión sin conflictos entre las diversas redes nacionales, de ahí el lanzamiento de proyectos de estandarización y el desarrollo de un grupo de evaluaciones para certificar su compatibilidad.

Es esencial un proceso de redesarrollo de infraestructuras, que ya está en marcha, con el objetivo de desplegar una red realmente multimodal que proporcione a los pasajeros una transición simplificada de un modo de transporte a otro.

Una red conectada

Otro avance importante en el sector: una mayor conectividad con el despliegue de telecomunicaciones en la red ferroviaria, facilitando así el trabajo de operadores y mejorando, a la vez, la experiencia del usuario en todos los medios de transporte. Un ejemplo es el reto del GSM-R (Global System for Mobile Communications – Railway), una tecnología inalámbrica desarrollada para aplicaciones y comunicaciones ferroviarias y en la actualidad implementada en la RFF (red francesa de ferrocarril), que permite a los operadores comunicarse entre ellos más fácilmente mediante postes de control.

Ante estos avances en el sector ferroviario, el objetivo de ALTEN es garantizar un despliegue fluido de la nueva infraestructura, o mejoras de la infraestructura existente para adaptarla a las innovaciones y nuevos usos. Para ello, trabaja con operadores, fabricantes y gestores de infraestructura en proyectos relacionados con la ingeniería civil, la electrificación, el diseño por cable y las telecomunicaciones. Con sus diversas áreas de experiencia, ALTEN se encuentra en una posición ideal para abordar todo el ciclo de desarrollo de estos proyectos, ya sea en la implementación, las pruebas piloto o el mantenimiento. Ello requiere un esfuerzo para garantizar la implementación de las soluciones de intermodalidad más pertinentes, como se está haciendo ya en el proyecto References, que implica la creación de un eje intermodal en Créteil Pompadour en la línea D de la RER, que debería permitir una interacción eficiente de diversos modos de transporte en esta estación. Para este proyecto, ALTEN trabaja en particular en el control de interfaces y en la coordinación de organismos contratantes (inventario, actualización de restricciones de construcción y procedimientos, planificación, etc.) así como en la coordinación de los directores de proyecto.