defensa cibernetica

DEFENSA Y SEGURIDAD, EL FOCO EN LOS SERVICIOS DE SEGURIDAD TI

La ciberdelincuencia ha cambiado de táctica: ahora afecta a objetivos nuevos y ataca a nuevas plataformas. Los ataques son más generalizados y están mejor orientados y los tiempos de respuesta son más largos.

Nuevos objetivos y nuevas plataformas que implica un coste mucho más elevado

La ciberdelincuencia alcanzó un nuevo récord en 2013. Según HP, su coste se ha incrementado en un 78% en cuatro años. Con la llegada de los teléfonos inteligentes y otros objetos móviles, la ciberdelincuencia está adquiriendo innumerables facetas: ataques a transacciones móviles, que han registrado un crecimiento promedio anual de casi el 42% entre 2011 y 2014, el phishing de voz o por SMS, desarrollo de aplicaciones móviles pirata, privatización de troyanos y otros tipos de malware dirigidos a la banca y los servicios financieros, robo de cuentas, etc. Los ciberdelincuentes también hacen uso de grandes volúmenes de datos para que sus ataques sean más efectivos.

Además, el estudio realizado por HP muestra que el tiempo medio de resolución de un ataque informático se ha duplicado con creces: 32 días en lugar de los 24 de antes.

La ciberdelincuencia se está convirtiendo en una cuestión cada vez más importante para las empresas y los particulares: como cada vez es más sofisticada, la dificultad para combatirla es mayor. La rapidez de los cambios y la transformación del entorno de TI posibilitan el surgimiento de nuevas formas de ataques. Por ello, es esencial que las respuestas de las partes interesadas sean específicas y eficaces.

Una respuesta adaptada para reducir la ciberdelincuencia


Las soluciones de seguridad de TI de hoy en día y la instauración de prácticas de gobierno de SSI (Seguridad de Sistemas de Información) son cada vez más eficaces en la detección y la resistencia frente a los ataques, y como resultado, las empresas también ahorran dinero.

El fomento de la sensibilización de los usuarios y la divulgación de información más adecuada, las redes, los sistemas operativos, las telecomunicaciones, las aplicaciones y el hardware: estas son las cuestiones que se deben tomar en consideración en un enfoque integral.

Para responder a estos siete elementos, ALTEN apoya a sus clientes en tres áreas, que equivalen a los niveles apropiados de requisitos y competencias probadas:

  • Consultoría de seguridad: vigilancia de la seguridad, auditorías de seguridad, etc.
  • Redes y conmutación: criptografía, biometría, tarjetas inteligentes, sistemas de detección, etc.
  • Seguridad física: OS, seguridad en la nube, etc.

Por último, ALTEN es un agente reconocido y dinámico en este campo, que organiza conferencias dentro del Grupo y participa en foros

Etiqueta
seguridad y defensa