LA EFICIENCIA ENERGÉTICA DE LOS EDIFICIOS

Tanto las empresas como los particulares han mostrado su voluntad de reducir el consumo energético y los costes, manteniendo al mismo tiempo la eficiencia de sus instalaciones. La eficiencia energética consiste en la creación de soluciones más eficientes (herramientas, procesos) para optimizar el consumo, es decir, en mejorar el rendimiento con el mismo consumo, o en ahorrar energía con un mismo nivel de servicio.

Esta búsqueda de eficiencia se produce a lo largo de toda la cadena de valor del sector de la energía, y en todas las actividades, productos o instalaciones consumidoras de energía, así como en los propios edificios. La construcción por sí sola representa ya prácticamente el 40% del consumo final de energía en Francia y casi el 25% de las emisiones de CO2. Por tanto, es indispensable que se tomen medidas tanto en lo que respecta a los edificios existentes como a los que se están construyendo.

Por todo ello, este tema constituye la base de un artículo de la Ley Grenelle II del Gobierno francés, que exige un estudio de viabilidad energética para cualquier solicitud de permiso de construcción de un edificio con una superficie de trabajo neta de más de 1.000 m2, e impone una serie de normas de rendimiento térmico y energético para los fabricantes (de la norma RT 2005 a la RT 2012). Pero además, se acompaña de una transición energética más completa de la propiedad en la implatación de soluciones de eficiencia energética innovadoras para todo tipo de edificios.

El proyecto Hypervision: de la medición de la energía al rendimiento general de los edificios.

En este contexto y de acuerdo con un enfoque más amplio en relación con el desarrollo sostenible, ALTEN ha trabajado, por ejemplo, junto a Bouygues Energy & Services (antes “Exprimm”) en el proyecto Hypervision, dedicado al desarrollo de un sistema para la consolidación de datos en tiempo real de un edificio o incluso un grupo de edificios.

El principal objetivo del proyecto consiste en centralizar los datos detallados sobre el consumo energético de un edificio ya en funcionamiento con el fin de modelar estadísticamente el consumo de los edificios. El sistema de colaboración resultante detalla el rendimiento energético de los edificios y de las diversas áreas de consumo, permite el control del consumo y su modificación, y también ofrece datos para realizar previsiones de consumo y recomendaciones para reducir el consumo energético en el futuro, por ejemplo, mediante la identificación de ahorros energéticos potenciales o alertando de las pérdidas. Por último, propicia la aplicación de mejoras técnicas y la monitorización de los resultados en un proceso de mejora continua de la eficiencia energética de los edificios.

Etiqueta
energia