MCO (MANTENIMIENTO Y CONSERVACIÓN)/ UNA RESPUESTA AL INCREMENTO DE LA VIDA ÚTIL DE LOS PARQUES Y CENTRALES DE ENERGÍA

Si bien la puesta en marcha y la explotación de los equipos de energía supone una importante inversión para el Estado y para los productores, el debate sobre el incremento de la vida útil de las centrales y los proyectos es ahora más encarnizado que nunca, y, en este contexto, EDF, por ejemplo, empezó a negociar con el Gobierno un permiso para ampliar por diez años la vida útil de sus 58 reactores nucleares. Sin embargo, junto a las medidas necesarias de recuperación de costes, nos encontramos con limitaciones de seguridad particularmente exigentes para evitar nuevos desastres medioambientales, por no hablar de los problemas de degradación a los que deben adaptarse todos los agentes energéticos.

El concepto de “Mantenimiento y Conservación” (MOC) alude al conjunto de operaciones de mantenimiento y reparación de equipos o materiales en servicio que deben realizarse durante toda la vida útil de los mismos para garantizar su disponibilidad y su funcionamiento óptimo o para optimizar su rendimiento. El aseguramiento de la sostenibilidad de los equipos es una actividad prioritaria en un campo tan regulado y estratégico como el de la energía.

Por lo tanto, las centrales nucleares, aunque también, y cada vez más, los proyectos de energías renovables, deben someterse a una vigilancia cada vez más estricta y a un mantenimiento periódico. Las profesiones de ingeniería se han adaptado a los cambios con el fin de cumplir estas condiciones y, hoy en día, las operaciones MOC son una parte importante de la actividad de ALTEN en el sector energético.

De hecho, ALTEN se ha embarcado en varios proyectos directamente relacionados con la gestión de la obsolescencia: en el marco de un proyecto de mantenimiento de las centrales nucleares francesas en servicio, un equipo especializado formado por decenas de ingenieros proporciona soporte y servicios de asistencia para la gestión de todas las centrales con el fin de asegurar su vida útil óptima y en cumplimiento con unas normas y unos requisitos de seguridad muy exigentes.

ALTEN también participa activamente en un proyecto de gestión de la obsolescencia de equipos de energía hidroeléctrica, que tiene previsto actualizar casi 220 estaciones para 2016. ALTEN está contribuyendo a este programa a gran escala con tres equipos técnicos que son los principales responsables de la elaboración de las especificaciones técnicas, la preparación de expedientes de consulta de negocio, el análisis de las ofertas técnicas de los subcontratistas, el seguimiento de los proveedores y la supervisión de la construcción. De este modo, proporciona competencias y destrezas relacionadas con la ingeniería civil, la mecánica, la ingeniería eléctrica, los sistemas de control distribuido, y la seguridad y vigilancia operativa.