ALTEN contribuye al Programa de Exploración MARS de la NASA

ALTEN Mars Perseverance
12/08/2021

El 18 de febrero de 2021, el robot estadounidense Perseverance aterrizó sin problemas en la superficie de Marte. Después de un viaje de siete meses, el Perseverance aterrizó en el cráter Jezero, que los científicos sospechan que alguna vez fue un lago. El robot, de más de una tonelada de peso, estaba equipado con no menos de 23 cámaras y numerosos instrumentos para buscar rastros de vida en el Planeta Rojo. Estamos orgullosos de compartir los detalles de la participación y contribución de ALTEN a este proyecto.

El objetivo del Programa de Exploración MARS de la NASA es explorar Marte y proporcionar un flujo continuo de información científica a través de una serie de orbitadores robóticos, módulos de aterrizaje y laboratorios móviles interconectados por una red de comunicaciones Marte / Tierra de gran ancho de banda. La ciencia y la tecnología desarrolladas a través del Programa de Exploración MARS permitirán a los humanos saber más sobre el Planeta Rojo.

Durante 4 años, ALTEN participó en las fases de ensamblaje, integración y prueba óptica del instrumento ‘SuperCam’, una pieza importante del equipo del Perseverance que permite vaporizar rocas marcianas usando un láser y analizar su composición química por espectroscopía. Los consultores de ALTEN implicados tenían la misión de verificar la correcta integración de los elementos ópticos y eléctricos en el instrumento (espejos, lentes, láser, electrónica de proximidad), comprobar la correcta alineación de las diferentes trayectorias ópticas y validar el rendimiento en diversos entornos (sala blanca, vacío térmico, vibraciones, choques). Las pruebas de vacío térmico consistieron en verificar el buen comportamiento del instrumento en la atmósfera marciana. El instrumento pasó por ciclos de temperatura, representativos de Marte, durante los cuales se realizaron todas las pruebas de rendimiento. Estas pruebas son determinantes y obligan a organizar los equipos en horarios escalonados, en 3×8, 24h, fines de semana incluidos.

La mayor parte de la ingeniería y las pruebas de ‘SuperCam’ se llevaron a cabo en Toulouse, en el CNES (Centre National d’Études Spatiales), y en el IRAP (Institut de Recherche en Astrophysique et Planétologie), pero los consultores de ALTEN también realizaron pruebas en los Estados Unidos, en el Laboratorio Nacional de Los Alamos y en el Jet Propulsion Laboratory (¡el famoso laboratorio de la NASA!) para integrar el instrumento en el robot y validar su despliegue, alineación y rendimiento.

Porque al llegar a Marte, la ‘SuperCam’ y su mástil se mantienen contra el cuerpo del robot, mediante un cable, por razones de desorden que deben minimizarse en la tapa del lanzador. En Marte, se activa un dispositivo pirotécnico para liberar y desplegar este mástil. Por tanto, las pruebas consistieron en comprobar que la alineación del instrumento no se vio perturbada por las ondas provocadas por dicha detonación. Las actividades de la ‘SuperCam’ se llevaron a cabo en un entorno muy estricto de limpieza y protección planetaria, ya que no tuvimos que traer nuestras propias baterías, microbios o partículas orgánicas a Marte. En el apogeo de la actividad, hasta seis consultores de ALTEN participaron en el proyecto para hacer frente a las importantes limitaciones de planificación. Por supuesto, siguieron en directo el aterrizaje de la ‘SuperCam’ en Marte y comprobarán periódicamente el rendimiento del instrumento que tenían en sus manos, que ahora está, en promedio, a 220 millones de kilómetros de ellos.

SuperCam, el “ojo” del robot Perseverance

Ya en 2012, el robot Curiosity de la NASA que acababa de aterrizar en Marte tenía una cámara láser llamada ‘ChemCam’ a bordo en la parte superior de su mástil, a la que habían contribuido los ingenieros de ALTEN. Unos años más tarde, fue el turno de una nueva generación de cámaras llamadas ‘SuperCam’ a bordo Perseverance de la NASA. El resultado de una colaboración francesa, entre CNES e IRAP, permite analizar las rocas y suelos del Planeta Rojo en busca de precursores y signos fosilizados, pero también de vida microbiana.

Los equipos de ALTEN de Assemblage Intégration et Test (AIT) Optique en Toulouse han estado trabajando en la ‘SuperCam’ desde 2015 y han participado en la integración y calificación de este instrumento. Además del láser rojo que ya está presente en el robot Curiosity, un láser verde con una nueva longitud de onda permitirá realizar mediciones en distancias más largas, hasta 12 m (en comparación con los 7 m del láser rojo), para medir muestras del tamaño de un grano de arroz. Esta tecnología láser apodada “LIB” (espectroscopia de ruptura inducida por láser) permite el análisis de rocas mediante espectrometría de emisión atómica de plasma inducida por láser. Un verdadero concentrado de tecnología, ‘SuperCam’ integra un sistema poderoso de imágenes en color de alta resolución llamado “RMI” (Remote Micro-Imager) capaz de analizar detalles de 100 micrones. La cámara de nueva generación del robot Perseverance permite así superar los desafíos tecnológicos anteriores de la cámara ‘ChemCam’ a bordo del Curiosity. Objetivo: más precisión, análisis láser a mayores distancias y estudio de organismos vivos.

¿Está interesado en seguir las actividades en Marte? Visita la web de la NASA, donde encontrarás más videos, fotos e información sobre este desafiante proyecto.

Imágenes: NASA/JPL-Caltech – Fuentes: NASA / ALTEN Group

Share