“El coaching es clave tanto en mi trabajo como en mi día a día”

Coaching
26/09/2019

Laura es Business Manager en el área de ingeniería en ALTEN. Hoy, nos cuenta una de las herramientas que le ayuda en su día a día y que ahora ejerce profesionalmente: el coaching.

Antes de nada, ¿qué es el coaching?

Tal y como nos cuenta nuestra compañera Laura, el coaching es un acompañamiento reflexivo y creativo que aspira a maximizar nuestro potencial personal y profesional. “El coach, a través de preguntas que sólo nosotros podemos responder, nos acompaña a que saquemos lo mejor de nosotros mismos y a que usemos nuestras propias habilidades para conseguir los objetivos que nos hemos propuesto”. En este proceso, se trabajan objetivos concretos que llevan a alcanzar un objetivo final.

Laura afirma que el coaching le ayuda tanto en su día a día como en el trabajo. Para ella, es clave tener un coach que te ayude a alcanzar los objetivos que requieren de un proceso más complejo.

En esta entrevista nos cuenta más detalladamente cómo el coaching ha mejorado su trabajo y su día a día:

P: ¿Cómo lo descubriste y por qué decidiste adentrarte en él?

R: Yo descubrí el coaching a través de un Máster en la EAE Business School. Me matriculé en “Desarrollo Directivo, Inteligencia Emocional y Coaching” para mi desarrollo profesional, y porque quería mejorar un aspecto de mí que consideraba necesario cambiar. Durante este curso, descubrí la utilidad del coaching para mi vida personal y profesional.

Además de recibir la formación en coaching, tuve también sesiones personales con una muy buena coach. Esto me ayudó a conseguir ese objetivo principal que quería cambiar de mí. Era algo que a nivel personal y profesional me limitaba en algunas ocasiones. Ahora puedo decir que, en ese aspecto, soy una persona diferente.

P: ¿Todo el mundo debería acudir a sesiones de coaching o es solo idóneo en determinadas situaciones?

R: Todo el mundo puede acudir a sesiones de coaching para su desarrollo profesional y personal. No es necesario tener un “problema”. El coaching es algo positivo, una ayuda extra a nuestro desarrollo que consigue que alcancemos lo que nos propongamos. Sin embargo, el coaching tampoco es un milagro y requiere de nuestro compromiso y de la puesta en práctica de las acciones que se planteen en cada sesión.

P: ¿Cómo repercutirían estas sesiones de coaching en la actividad de la empresa? ¿Y en lo personal?

R: Ayudarían a maximizar nuestro potencial. Es una herramienta muy potente para el autoconocimiento, la mejora continua y el compromiso a la consecución de objetivos. En algunas ocasiones, nuestros propios jefes identifican rápidamente nuestras capacidades de mejora y nuestras debilidades, por lo que un proceso de coaching puede estar motivado por trabajar alguno de estos aspectos. En otras ocasiones, es posible que nosotros mismos queramos conocernos mejor para dar el 100% en nuestro trabajo y poder seguir desarrollándonos, escalando posiciones o adquiriendo más responsabilidades.

Si consideramos que hay algún aspecto a mejorar siempre será útil para nosotros y para la empresa, ya que esa mejora puede impactar directamente en el resultado de nuestro trabajo.

P: ¿Cuánto tiempo duran estas sesiones y qué seguimiento se debe tener?

R: Un proceso de coaching suele durar entre 6 y 8 sesiones. Cada sesión suele durar entre 40 minutos – 1 hora. Y la frecuencia entre sesión y sesión suele ser entre 1,5 – 2 semanas.

P: ¿En qué se diferencia de un asesoramiento psicológico?

R: El coaching se centra en establecer objetivos, crear resultados y gestionar el cambio personal y profesional. Está basado en un cambio auto-iniciado por nosotros mismos y motivado por la búsqueda de resultados específicos vinculados al éxito personal y profesional. En cambio, el asesoramiento psicológico se suele centrar en resolver dificultades del pasado que obstaculizan el funcionamiento emocional de una persona y en mejorar el funcionamiento psicológico general.

En el coaching no se asesora ni se diagnostica, el coach acompaña al cliente para que, a través de sus posibilidades, cree también sus propias soluciones basadas en el autodescubrimiento.

P: ¿Conoces casos reseñables de cómo ha repercutido el coaching en la vida de alguna persona? ¿Podrías ponernos algún ejemplo? 

R: Sí, es el caso de una persona que su objetivo era mejorar la comunicación con sus compañeros de trabajo. No solo consiguió su objetivo principal a través del coaching, con herramientas que él mismo decidió implantar, sino que el autoconocimiento durante su proceso le permitió avanzar en otros aspectos personales y mejoró su autoconfianza y seguridad en el trabajo. En este caso, la persona creó una serie de procedimientos que le ayudaron a sentirse cómodo y a poder expresarse mejor con sus compañeros.

Share