«Lo más importante del fútbol americano son los compañeros»

fútbol americano
02/07/2019

Nuestro compañero Antonio es jugador de fútbol americano, un deporte muy conocido en países como Estados Unidos, pero más olvidado en España. Pese a esto, a Antonio le llamó la atención y, a día de hoy, ha ganado dos veces el título de campeón de la liga andaluza. Además, este deporte también le ha ayudado a superar situaciones personales complicadas. Así nos lo cuenta en esta entrevista:

P: El fútbol americano no es uno de los deportes más famosos en España, ¿qué fue lo que te hizo conocerlo e interesarte por él?

R: Siempre me han atraído los deportes “Made in USA” por su espectacularidad. Por eso, no podía dejar pasar la oportunidad de incorporarme al único equipo que había en ese momento en la ciudad. Lo conocí tras ver un cartel de captación de jugadores en mi gimnasio.

P: ¿Qué es lo que más te gusta de este deporte?

R: La estrategia. Se trata de una partida de ajedrez llevada al terreno de juego, por lo que hay que tener un nivel de concentración muy alto. Además, me gusta la hermandad que se genera entre compañeros, nos consideramos una familia.

P: ¿Qué consideras que es lo más difícil de jugar al fútbol americano?

R: Los inicios. En general, son complicados, porque tardas en comprender conceptos y aptitudes que no se tratan en otros deportes, y si no tienes ninguna base te sientes perdido. Sin embargo, entre los compañeros y el staff técnico, solemos ayudarnos para ponernos al día y acelerar ese proceso de aprendizaje.

P:¿Qué significa este deporte para ti?

R: A día de hoy, y tras jugar 11 temporadas consecutivas, puedo decir que lo más importante son los compañeros. Para mí, son sinónimo de hermandad y compañerismo.

P: ¿Qué valores crees que aporta este deporte?

R: Los valores principales que aporta este deporte son: lucha, sacrificio, constancia y disciplina. Además, no solo mejoras a nivel individual, sino que también se mejora de manera colectiva, ya que favorece enormemente el trabajo en equipo.

P: ¿Cómo te sentiste al ganar el título de campeón, tanto la primera como la segunda vez?

R: Si te digo la verdad, me sentí mucho más feliz y orgulloso con la consecución de este título la segunda vez.  La primera vez fue especial, pero no tanto como ésta. Debido a diferentes situaciones personales que he superado, en parte gracias a este deporte, y sumado a la dificultad de conseguir el título, esta segunda vez ha significado muchísimas más.

 P: Es un deporte con un gran contacto físico, ¿alguna vez has tenido algún problema que te haya hecho plantearte si seguir o no?

R: Es innegable que el riesgo de lesión en el futbol americano es mayor que en otros deportes. Me he roto huesos en varias ocasiones y eso me ha hecho plantearme el dejarlo, sin embargo, el sentimiento que genera este deporte le puede a ese “miedo”.

P: ¿Cómo te preparas, física y mentalmente, para los partidos y durante la temporada?

R: Si quieres jugar a cierto nivel, tienes que dedicarle horas al gimnasio, aparte de a los entrenamientos conjuntos con el equipo. Además, también tenemos que dedicarle un tiempo a “estudiar” en casa, ya que al tener una gran variedad de jugadas nos entregan un “Playbook” que tenemos que llevar aprendido.

P: ¿Cuántos días entrenáis?

R: Entrenamos 3 días a la semana de forma conjunta, donde nos dedicamos especialmente a la técnica, la táctica y a mejorar a nivel físico. Después, es importante dedicarle tiempo al gimnasio, lo que cada uno quiera o pueda.

 P: ¿Cómo son los entrenamientos?

R: Son entrenamientos de entre dos horas y media, y tres horas. Comenzamos con un calentamiento general y seguidamente nos separamos por posiciones, ya que cada jugador tiene una función concreta; la última media hora nos volvemos a juntar todos para aplicar lo visto individualmente jugando un partido o “scrimmige”.

P: ¿Es difícil compaginar este deporte con tu día a día?

R: Sí, es difícil, y más a medida que cumples años, ya que al día siguiente de un duro entrenamiento o de un partido tienes que trabajar con magulladuras, dolor, etc. Sin embargo, el gran trabajo que realizas con tus compañeros lo compensa, independientemente de que ganes o pierdas.

P: ¿Has tenido que sacrificar alguna otra faceta para dedicarte a este deporte?

R: Algún sacrificio tienes que hacer. Al final, muchos fines de semana viajas para jugar fuera de la provincia y después llegas tarde y cansado, es tiempo que dejas de estar en casa con tu familia.

P: ¿Qué cualidades son necesarias para practicar de este deporte?

R: Cualquier persona puede convertirse en un jugador de fútbol americano, no tienes que nacer con ninguna habilidad especial. Si eres fuerte mentalmente, ya tienes mucho ganado, dada la gran variedad de posiciones que hay, en alguna vas a encajar seguro. Si no eres demasiado rápido, hay varias posiciones alternativas, lo mismo ocurre si no eres muy alto o muy pesado. Por lo tanto, si tienes la mente clara y un gran espíritu de equipo, puedes practicar este deporte perfectamente.

Share